Ejemplos de plantas monocotiledóneas

22 marzo, 2013



Las plantas pueden clasificarse de múltiples formas. De acuerdo a las características que se consideren, una planta puede formar parte de uno u otro grupo. En el caso de las plantas monocotiledóneas, se trata de aquellos vegetales cuyas semillas presentan embriones con un único cotiledón. Cabe destacar, por otra parte, que se conoce como cotiledones (palabra derivada del vocablo latino cotylëdon que, a su vez, tiene su origen en el griego) a las primeras hojas que nacen en el embrión de ciertas plantas.

Plantas monocotiledóneasOtras particularidades de las plantas monocotiledóneas son la carencia o la escasez de ramas; las raíces que surgen en un mismo sitio antes de ramificarse; y las flores que no presentan separación entre la corola y el cáliz.

Con estas propiedades en mente, podemos enumerar diversos ejemplos de plantas monocotiledóneas. Si pensamos en las flores que suelen usarse para la ornamentación (ya sea como parte de arreglos florales o para el embelleciendo un jardín), encontraremos que las orquídeas son un ejemplo de planta monocotiledónea. Lo mismo puede decirse de las azucenas.

Entre las plantas que sirven como alimento, algunas de las monocotiledóneas más populares son las cebollas y los ajos, además de diversos cereales.

Quienes estén interesados en aprender más sobre la flora y desean encontrar otros ejemplos de diversos tipos de plantas, pueden recorrer nuestros artículos sobre plantas alimenticias, plantas medicinales, plantas fanerógamas, plantas angiospermas o plantas perennes, entre muchos otros. El campo de la botánica es muy amplio y exige de un estudio profundo para incrementar los conocimientos.