Ejemplos de productos manufacturados

10 junio, 2013



Entre toda la mercadería que, a diario, todo consumidor puede adquirir aparece la alternativa de los productos manufacturados, una opción que surge tras un proceso de transformación (ya sea de carácter artesanal, industrial o tecnólogico) de una o más materias primas.

ManufacturadosSi uno consulta al diccionario de la Real Academia Española (RAE) para saber con precisión en qué consiste un producto manufacturado y cómo reconocerlo frente a otros, podremos aprender que una manufactura es el resultado de un trabajo con mano de obra o bien con la asistencia de una maquinaria. Se trata, pues, de bienes con un valor agregado alto que aprovecha tanto la bondad de las materias primas naturales como la distinción que le aporta la labor artesanal y la precisión garantizada por técnicas industriales y/o tecnológicas.

A partir de esta definición teórica y prestando atención a las etapas de elaboración o confección de cada objeto que podemos hallar, por ejemplo, en un supermercado o en los locales que funcionan dentro de un centro comercial, es posible reconocer numerosos ejemplos concretos de productos manufacturados.

El vino; el mobiliario utilizado en una oficina; los cinturones, carteras, bolsos, billeteros y otros artículos confeccionados en cuero; las almohadas; el aceite; ciertas cremas para la piel; el calzado; algunas variedades de queso y los alimentos elaborados a base de alguna clase de harina (como el pan, los bizcochos, las galletas) son parte de las alternativas que están consideradas dentro del enorme y diverso conjunto de los productos manufacturados, presentes en todos los rincones del mundo y sujetos a prácticas de importación y exportación.